lunes, 30 de noviembre de 2015

Panettone


Ya estamos oficialmente en temporada navideña así que qué mejor excusa para llenar las reservas con un buen trozo de panettone. Este dulce no sólo se come en Italia por estas fechas, sino también en un montón de países de América, y es mucho fácil de hacer de lo que parece.



El original se hace con masa madre, pero yo con esas cosas soy un poco desastre y la paciencia no es lo mío. Así que lo he hecho con levadura, que queda estupendísimo. Eso sí, hay que reservar por lo menos 3 horas para dejar que la masa suba en condiciones (claro que puedes aprovechar el tiempo para hacer otras cosas durante los períodos de reposo). Pero merece la pena.



Como molde, no te hace falta tener uno especial para panettone. Puedes utilizar cualquiera que sea muy profundo (yo he usado uno para bizcochos de Saboya) o incluso una cazuela profunda que sea apta para el horno. Eso sí, engrasa y enharina muy bien.


¿Tienes enanos y quieres hacer una receta fácil con ellos? Prueba con estas galletas de mazapán.






Ingredientes:
- 500 g. de harina de trigo

- 42 g. de levadura fresca o un sobrecito de levadura de panadería en polvo.

- 150 g. de mantequilla
- 180 ml. de leche entera
- 100 g. de azúcar
 
- 10 g. de azúcar de vainilla 
- 2 huevos  
- 1 cucharadita de ralladura de naranja  
- 1 cucharadita de ralladura de limón  
- 50 g. de naranja confitada  
- 50 g. de limón confitado  
- 150 g. de pasas (opcional)
- 1 pizca de nuez moscada

- 1/2 cucharadita de sal


Preparación:

Calienta un poco la leche hasta que esté tibia y derrite la mantequilla. Luego añade la levadura con el azúcar y disuelve bien la levadura en la leche.
En otro cuenco, pon la harina y en el centro forma un agujero. Vierte ahí la mezcla de leche y levadura, cúbrelo con un poco de harina y déjalo reposar tapado durante 30 minutos en un lugar cálido. Después, agrega el resto de los ingredientes y amasa hasta obtener una masa uniforme.

A mí no me gusta la fruta confitada: lo que hago es ponerla en un cuenco con los dos huevos y pasar la batidora hasta que no queden grumos. Luego echo esta “papilla” en la mezcla de harina. Así el panettone tiene ese sabor afrutado tan característico pero no tiene los tropezones. Las pasas las dejo enteras, pero esta vez lo he hecho sin ellas porque estos dos se dedican a arrancarlas del bizcocho y es un desastre.



Tápalo y déjalo reposar alrededor de 1 hora en un lugar cálido, hasta que aumente visiblemente de volumen. Con cálido me refiero a que haya bastante calorcillo porque si no, no hay manera de que suba la masa.

Amasa bien de nuevo y deja reposar durante otros 30 minutos. Precalienta el horno mientras tanto a 180°C.
Vierte la mezcla en un molde engrasado, cubre el molde con papel de aluminio durante unos 20 minutos. Después, quita el papel de aluminio y hornea durante otros 25 minutos. Deja enfriar antes de desmoldar. Está estupendo :)