martes, 8 de diciembre de 2015

Adornos navideños de pasta de sal


Aviso para navegantes: esto no es comestible aunque se hace con comida. Lo digo porque estos señores han intentado comérselo durante varias fases del proceso porque parecen galletas.

Es extremadamente fácil de hacer y nos lo hemos pasado estupendamente: han jugado un buen rato con ello como si fuese plastilina y pintarlo también ha sido muy entretenido. El mayor, de cuatro años, casi no ha necesitado ayuda. Seguro que lo hacemos más veces porque hemos pasado una tarde muy entretenida.





Ingredientes:



- 1 medida de sal fina (1 vaso grande, por ejemplo)

- 1 medida de harina

- 1 medida de agua

- Moldes de galletas

- 1 pajita

- Pinturas acrílicas no tóxicas

- Pinceles

- Brillantina o lo que te apetezca




Preparación:



Mezcla bien la harina y la sal en un cuenco y después añade el agua y mézclalo con una cuchara hasta que quede una masa uniforme. 






Si ves que te queda muy pringoso, añade más harina: tiene que quedar una masa espesa que sea fácil de modelar y que no se pegue mucho.



Enharina un poco la mesa y extiende la masa por encima con un rodillo. Tiene que quedar como mucho de 0,5 cm de grosor.

Con los moldes de galletas o un vaso pequeño (o si eres  un artista, con un cuchillo), corta los adornos como si estuvieses haciendo galletas. 


Pon los adornos con cuidado sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.





Hacer los agujeros para el hilo es muy fácil con una pajita. 





Mete la bandeja en el horno durante hora y media a 120°C con ventilador. Sácalo cuando veas que están completamente secos. Déjalos enfriar.





Después, píntalos y decóralos como te apetezca y ponles un hilo para colgarlos del árbol. 


Si los cubres bien de pintura acrílica te durarán más años (no dejan de ser de una pasta de harina y sal, así que en algún momento lejano es probable que se rompan).






Nos lo hemos pasado como enanos.

Si te apetece probar otra receta fácil para hacer con niños, prueba estas galletas de mazapán, que sí que son comestibles.