lunes, 16 de noviembre de 2015

Khachapuri, pan de queso georgiano: receta sin levadura


La levadura es un ser misterioso y hay veces que es difícil controlar el resultado final. Me ha pasado alguna vez que al hacer khachapuri queda demasiado “panazas” cuando no tendría que ser así: la idea es que quede una masa muy fina y que el protagonista sea el queso.
Un amigo hace unos estupendos sin levadura y aquí está su receta.


Hay veces que es difícil encontrar quesos determinados, así que podéis utilizar la mezcla de quesos de las recetas que publiqué hace tiempo aquí y aquí :)









Ingredientes:
(para 3 khachapuris pequeños)


Para la masa:

- 700 g. de harina de trigo

- 400 ml de nata agria o de crema fresca.

- Un poco de agua si es necesario


Mezcla de queso:

- 125 gr de mozzarella.

- 200 gr de halumi (o reemplazarlo con mozzarella).

- 250 gr de queso feta

- 1 huevo




Preparación:
Mezcla la harina y la nata agria en un cuenco y trabaja todo hasta que quede una masa suave. La masa debe ser espesa, pero un poco pegajosa. Si ves que queda demasiado seca, añade un poco de agua.
Deja reposar la masa durante 15 minutos.


Cubre la bandeja de horno con papel de hornear.
Precalienta el horno (calor inferior/superior: 200 ° C; aire caliente: alrededor de 180 ° C).


Ralla el queso con las manos en otro cuenco y tritura y mezcla bien con el huevo.



Espolvorea ligeramente con harina la masa y la superficie de trabajo y amasa brevemente de nuevo. Divide la masa en 3 porciones iguales.
Espolvorea de nuevo la superficie de trabajo y la masa con harina y, con el rodillo, extiende la primera bola de masa hasta que alcance la superficie de un plato bajero. Debe de quedar muy fina.
Pon 3-4 cucharadas de la mezcla de queso en el centro.


Recoge los bordes de la masa con cuidado en el centro y corta el pico resultante.


Con las manos y el rodillo extiende con cuidado la bolsa suavemente hasta que tenga la superficie de un plato de desayuno. La mezcla de queso debe extenderse uniformemente desde el interior. Los khachapuris no deben tener más de 1,5 cm de espesor.


Coloca el khachapuri en la bandeja de horno con cuidado. Hornea unos 15 minutos hasta que se dore ligeramente.
Sácalo de inmediato del horno y píntalo por ambos lados con una nuez de mantequilla que hayas pinchado previamente en un tenedor.



Repite todo el procedimiento con las otras dos bolas de masa.
Los khachapuris también se pueden preparar en una sartén ligeramente engrasada: fríe durante 10 minutos por cada lado y píntalos después con mantequilla.


Sirve inmediatamente.
¡Buen provecho!