viernes, 6 de marzo de 2015

Magdalenas de chocolate


Una receta para golosos. Mi horno es de gas y no tiene ventana así que es muy difícil controlar la temperatura. Muchas veces tengo que calcular los tiempos a ojo  y las magdalenas me suelen quedar demasiado secas. Al día siguiente se pueden utilizar casi como arma arrojadiza y la verdad es que da bastante rabia. 

La buena noticia es que he hecho estas magdalenas de chocolate ya varias veces y siempre han quedado muy jugosas. También me gusta que no son excesivamente dulces, así que no empalagan tanto. Espero que las disfrutéis tanto como yo. 






Ingredientes:

(para 12 magdalenas)



- 250 g de harina
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 2 cucharaditas de levadura
- ½  cucharadita de bicarbonato de sodio
- 1 huevo

- 90 g de azúcar
- 1 sobre de azúcar de vainilla
- 80 ml de aceite de girasol
- 280 ml de leche
- 150 g de cobertura de chocolate, rallada en láminas


Preparación:

En primer lugar, precalienta el horno a 180 ° C. En un cuenco,  mezcla la harina con el cacao en polvo, con la levadura y con el bicarbonato.

En un segundo recipiente, mezcla el huevo el azúcar, el azúcar de vainilla, el aceite y la leche.

Después, agrega el contenido del segundo cuenco al primero poco a poco, hasta que estén bien integrados. Por último, añade el chocolate rallado y revuelve todo suavemente.

Divide la mezcla uniformemente en moldes de papel y hornea durante 25-30 minutos. Si tienes molde metálico, te quedarán con copete aunque no muy alto (llevan mucho chocolate). Si no tienes molde de metal, te recomiendo que utilices dos moldes de papel para darles más estabilidad. Si no, te van a quedar muy estiradas y, si usas rejilla, puede que la masa incluso acabe en el suelo del horno (y todos sabemos que eso es un rollo). 
Las magdalenas están estupendas tanto calientes como frías.
Si las metes en un recipiente hermético, se mantendrán frescas durante varios días. Que aproveche :)