viernes, 13 de marzo de 2015

Sopa de gulash



El gulash es un plato de carne estofada que proviene de Hungría pero que es muy común en toda Europa central. De hecho, aunque es una comida más  Es muy fácil de hacer y me encanta comerlo cuando hace mal tiempo (es decir, hay unas cuantas oportunidades durante el año). El único problemilla que tiene es que lleva un rato hacerlo para que se cueza bien la carne, así que yo suelo doblar las cantidades y congelar el resto.

 



Ingredientes:
(para 4 personas)

-       50 g de mantequilla

-       2 cebollas medianas

-       1 pimiento

-       2 zanahorias

-       2-3 cucharaditas de pimentón dulce

-       300 g de carne de ternera

-       2 cucharadas de harina

-       1 vaso de vino tinto

-       3 patatas medianas

-       2 tomates grandes o 2 vasos de salsa de tomate natural

-       sal, pimienta, comino, mejorana




Preparación:
En una cazuela grande, funde la mantequilla y rehoga en ella las cebollas, el pimiento y las zanahorias cortados en trozos pequeños.
Cuando estén listos, espolvorea el pimentón por encima, revuelve bien y añade un par de cucharadas de agua para que no se queme.
Aparte, pica la carne en trocitos muy pequeños, añádela a la cazuela y espolvorea la harina por encima. Revuelve bien e introduce el vino, la sal y las especias al gusto. Añade ahora el tomate y 1,5 litros de agua. Deja que se cueza bien a fuego lento.
Mientras, pela y corta en trozos pequeños las patatas. Cuando la sopa de la cazuela lleve un rato cociendo, añade las patatas y cuécelo todo 20 minutos más, hasta que la carne esté bien tierna y las verduras bien integradas. Retíralo del fuego y déjalo reposar un rato.
A mí me gusta darle un par de vueltas con la batidora para que la carne quede mejor mezclada. Eso sí, solamente le doy un par de vueltas porque me gusta que siga teniendo trozos.
También se puede sustituir la ternera por magro de cerdo; sigue estando buenísimo.
Espero que os guste.