viernes, 20 de marzo de 2015

Tarta de Santiago




No sé por qué, pero yo tenía la idea de que hacer esta tarta tenía que ser muy difícil. Supongo que es porque, de alguna manera, se le tiene respeto a los platos tradicionales. De hecho, hasta el B.O.E. regula qué ingredientes se utilizan y cómo se prepara la tarta de Santiago (ahí es nada). La verdad es que es una receta facilísima, que no requiere mucho tiempo y que da muy buenos resultados. Yo la hice el día de mi cumpleaños y no quedó ni una miga. 




Ingredientes:

-       250 gramos de almendra molida cruda 

-       250 gramos de azúcar

-       5 huevos grandes

-       ½ piel de limón rallada

-       1 cucharada sopera de azúcar glas (para decorar)

-       1 trocito de mantequilla  para engrasar el molde

-       1 molde redondo desmontable de 22 cm de diámetro

-       1 plantilla de papel para decorar

-       Un chupito de licor de fruta o de anís, si te apetece darle otro toque.


Preparación:

Precalienta el horno a 180 grados centígrados (arriba y abajo).  En un cuenco, echa el azúcar, la almendra molida, la canela y la ralladura de limón y mézclalo todo bien. A continuación, añade los huevos uno a uno y mezcla todo bien. Si decides añadir licor, ahora es el momento. No hace falta batir mucho, solamente conseguir que se integren bien los ingredientes.

Después, engrasa y enharina el molde. Vierte dentro la mezcla y hornea la tarta durante unos 30 minutos o hasta que esté dorada (¡ten cuidado  y vigila de manera constante porque pasa de dorada a quemada en un momento!).
Cuando esté lista, sácala del horno y deja que se enfríe por completo antes de desmoldarla. Esto lo digo por experiencia: si intentas sacarla antes del molde, se hará pedazos.

Ahora es el momento de decorar: yo no tenía ganas de poner la cruz de toda la vida y me bajé esta plantilla de Batman aquí

Imprime la plantilla que hayas escogido, recórtala, y ponla encima de la tarta. Ahora, espolvorea el azúcar glas por encima. Ten cuidado cuando quites la plantilla: si no, puede que se caiga encima de la tarta todo el azúcar que se ha acumulado encima.

Espero que la disfrutéis tanto como nosotros :)