sábado, 22 de febrero de 2014

Canelones de rúcula y salmón


Ésta es una manera diferente de rellenar los canelones. La verdad es que a mí me gustan mucho así y que es mucho menos engorroso prepararlos de lo que parece. Siempre los hago con estos quesos, pero estoy segura de que con queso fresco o con queso de untar tipo Philadelphia tienen que quedar también estupendos.
La foto es un poco cutrecilla porque para cuando me he querido dar cuenta, mis hombres no habían dejado más que esto en la cocina.




Ingredientes:
(para cuatro personas)  


- 12 canelones

- 200 g de rúcula

- 150 g de salmón ahumado

- 100 g de mascarpone

- 200 gr de ricotta

- Pimienta molida

Para la bechamel:

50 gr de mantequilla, 3 cucharadas de harina, 200 ml de leche, sal y pimienta.

- Un puñado de queso parmesano para gratinar.




Preparación:

Se lava bien la rúcula y en una cazuela, se blanquea durante un minuto. Después, se escurre muy bien y se pica muy fina. Yo lo hago con unas tijeras.

En un cuenco, se mezcla con el salmón picado, con el mascarpone y con la ricotta. Se adereza con un poco de pimienta.

Con una cucharilla, se rellenan los canelones y se colocan en una fuente.

Aparte, se hace la bechamel. A mí siempre me queda algún grumo, así que si alguien se sabe algún truquillo para que quede bien, agradezco las sugerencias.

Se recubren bien los canelones con la bechamel, se espolvorea un poco de parmesano por encima, y  se hornea a fuego medio durante unos veinte minutos.

Ya me diréis qué os parece.