sábado, 5 de noviembre de 2011

Berenjenas rellenas de carne

Por fin algo que no se come con cuchara. Esta receta se hace bastante en casa de mis padres y a mí me encanta. De hecho, una vez supe que tenía fiebre porque me las puso mi madre delante y no fui capaz de probarlas. Ésta es una versión un poco más ligera porque entre que las berenjenas son como una esponja para la grasa y la bechamel, quedan un poco pesadas.



Ingredientes:
Para dos personas
- 2 berenjenas grandes
- 300 gr de carne picada
- 200 gr de champiñones frescos
- 1 trozo de cebolla
- 2 cucharadas soperas de harina
- 300 ml de leche fría
- 50 gr de queso rallado
- Sal y pimienta


Preparación:
Se cortan las berenjenas por la mitad a lo largo, como si fueran barcas. Después, con cuidado, se vacían bien las pieles sin romperlas. Yo hago una especie de cuadrícula con un cuchillo y luego saco los trozos de berenjena con una cucharilla. Las pieles se reservan y la carne se pica finita. Para que no quede grasienta, esta vez la he hecho al vapor en el microondas con un molde de silicona especial para estas cosas pero, por supuesto, también se puede hacer en la sartén, como siempre.

Mientras, en una sartén grande, se echa un chorrito de aceite de oliva y se fríe la carne picada con la cebolla. Después se añaden los champiñones cortados en láminas y la berenjena, y se refríe todo bien. Cuando esté todo bien mezclado y a fuego medio, se espolvorea la harina por encima y se sigue removiendo con una espátula hasta que se tueste ligeramente. Poco a poco se va vertiendo la leche y se le sigue dando vueltas para hasta que ligue con la harina. Así tenemos algo parecido a la bechamel pero con mucha menos grasa. Se deja cocer unos minutos a fuego lento, se rectifica de sal y se sazona.

Aparte, se meten al microondas las pieles de la berenjena un par de minutos para que se ablanden. Sí, soy una amante del microondas. Después se ponen en una fuente para horno, se rellenan con la mezcla de la sartén, se recubren con el queso rallado y se gratinan hasta que el queso esté dorado. Mi horno es de gas y ni siquiera tiene puerta transparente así que normalmente los tiempos y las temperaturas los calculo a ojo, así que no se admiten quejas por la falta de rigor científico. ¡Que aproveche!