lunes, 24 de octubre de 2011

Tortas de espinacas

La receta de esta especie de tortillas la saqué de un libro de cocina de Alemania oriental y la he modificado un poco porque con los trescientos gramos de harina que ponía que había que echar daba la impresión de que iba a quedar muy seco.
Son muy fáciles de hacer, que tampoco es cosa de matarse a trabajar en la cocina, y a mí me parece una manera interesante de poner las espinacas. Si no, para mi gusto quedan normalmente muy aguachadas y sosas.



Ingredientes:
Para dos personas
- 375 gr. de espinacas de hoja entera (congeladas o frescas)
- 4 huevos
- 1 vaso pequeño de leche
- 1 cucharadita de levadura
- 100 gr. de harina
- 1 cucharadita de pimentón
- Sal y pimienta
- Un poco de mantequilla para freír las tortas

Preparación:
Más fácil, no se puede. Si las espinacas están congeladas, se descongelan como se indique en el paquete y se escurren bien. Una vez escurridas, se mezclan bien con el resto de los ingredientes en una fuente. En una sartén pequeña se calienta algo de mantequilla y se echa un cazo de la masa. Se extiende la pasta de espinacas por toda la superficie y una vez que esté dorada por abajo, se da la vuelta y se fríe por el otro también. A mí esta vez me han salido tres tortas. El objetivo es que las espinacas queden jugosas pero crujientes a la vez, por lo que las tortas tienen que salir relativamente finas. A mí me gusta comerlas con algo picante. ¡Que aproveche!