domingo, 21 de febrero de 2016

Chikhirtma - Sopa georgiana de pollo, huevo y hierbas frescas


Creo que ya os habéis dado cuenta de que me encanta la sopa y en Georgia hay muchas que me encantan. Hoy ha tocado ჩიხირთმა, pronunciado chijirtma, que es una sopa de las de toda la vida. Lo curioso es que el caldo no tiene base vegetal: se hace con pollo y huevos. Así que es perfecta para estos aires frescos que nos vienen por aquí.

Ya sé que en la receta hay mil hierbas frescas y que en algunos sitios son difíciles de encontrar. Si decides sustituirlas por la versión seca, a
ñádelas a la cazuela cuando saques el pollo, para que les de tiempo a dejar bien de sabor en el caldo.  Y el cilantro, que no falte.

De todas maneras, por si le sirve a alguien de algo, lo que yo hago es tener siempre en el congelador las hierbas ya limpias y picadas de cuando me sobran de cocinar otros platos. Aparte de que me da mucha rabia que se me pongan mustias en el frigorífico, vienen genial cuando tengo que cocinar algo y me acuerdo a última hora de las dichosas especias. Que me pasa muchas veces.


Bueno, en cualquier caso, recomiendo totalmente esta sopa, aunque sea un pelín laboriosa.

En el índice de recetas encontrarás mi extensa colección de sopas, hay por lo menos siete (¡ahí no es nada!).



Ingredientes:
(para 6 personas)
- 1 pollo
- 3 cebollas pequeñas
- 1 o 2 cucharadas de harina
- 20 g de cilantro fresco
- 10 g de albahaca fresca
- 10 g de perejil fresco
- 20 g de menta fresca
- 20 g de estragón fresco
- 2 cucharadas de vinagre de vino
- ½ cucharada de cilantro molido
- 1 pizca de canela
- Sal y pimienta




Preparación:

Primero, pon el pollo limpio en una cazuela y cúbrelo con agua. Calienta a fuego medio y, cuando cueza, quita la espuma.  Cuando esté hecho (una media hora), sácalo del caldo, sálalo y déjalo enfriar aparte.
Saca unos 200 ml de caldo (un vaso, aproximadamente) de la cazuela y resérvalo aparte para que se enfríe.

Ahora, pica las cebollas en trozos pequeños. Quita la grasa del caldo y, en una sartén, fríe con ella la cebolla hasta que estén transparentes. Entonces, añade la harina a la sartén y fríe durante 5 minutos a fuego suave sin dejar de revolver, para que no se queme. Si fuese necesario, añade un cazo de caldo.

Después, añade el contenido de la sartén a la cazuela del caldo junto al cilantro molido, al vinagre y la canela. Déjalo cocer a fuego suave durante unos 10 minutos y después retíralo del fuego.

A continuación, bate los huevos en un cuenco e incorporales lentamente el caldo que habías reservado para que se enfriase. Vierte esta mezcla en la cazuela con el resto de la sopa y, sin dejar de remover, ponla de nuevo al fuego hasta que se ligue y esté a punto de hervir de nuevo.

Entonces, retira la sopa del fuego. Limpia bien las hierbas, pícalas muy fino y añádelas a la cazuela.

Puedes servir la sopa con trozos de pollo o puedes utilizarlo para preparar otro plato
: depende del hambre que tengas en ese momento.

Si tienes mucha prisa, también puedes hacer la sopa con caldo que tengas ya, directamente, en vez de estar dando vueltas al pollo. Con unos 2 litros basta.

Que aproveche.